El petróleo cayó el martes en Nueva York hilvanando 12 sesiones consecutivas en baja debido a la preocupación por una excesiva oferta en los mercados mundiales.

El barril de “light sweet crude” (WTI) para entrega en diciembre bajó 4,24 dólares y quedó en 55,69, su mayor baja en una sesión desde setiembre de 2015.

La caída se produjo luego que la Opep revisó a la baja sus previsiones sobre demanda mundial y el presidente de Estados Unidos Donald Trump pidió al cartel que no reduzca su producción.

La Organización de los Países Exportadores de Petróleo (OPEP) informó el martes que prevé que la demanda mundial crecerá en 1,5 millones de barriles diarios (mbd) este año, 40.000 barriles diarios menos que sus previsiones del mes pasado. La demanda total alcanzaría 98,79 mbd. El cartel petrolero está preocupado por el exceso de oferta.