Connect with us

ExtraNoticia.net

Las 10 causas principales de da obesidad y el sobrepeso

Salud

Las 10 causas principales de da obesidad y el sobrepeso

La obesidad se convirtió en un problema de salud mundial. Se estima que una de cada 3 personas es obesa o tiene sobrepeso.

Estados Unidos encabeza la lista de obesidad en niños y adolescentes con 13 % de la población. También lidera a los países con mayores índices en adultos con 38 %. Le siguen Egipto (35 %) y México (32 %).

Repasemos las principales 10 causas de este problema que según la Organización Mundial de la Salud (OMS), sumaba para 2016, 340 millones de niños de entre 5 y 19 años, obesos.

Obesidad: condicionantes genéticas y fuerza de voluntad

La obesidad se relaciona con el síndrome metabólico que incluye presión arterial alta, elevada glucosa en la sangre y un deficiente perfil sanguíneo de lípidos.

Las personas afectadas por este síndrome tienen un riesgo mayor de desarrollar diabetes tipo 2 y enfermedad cardíaca, en comparación con los individuos con un normal rango de peso corporal.

Pese a los avances científicos sobre las causas de la obesidad de los últimos años, la ciencia ha descubierto que entre más se sabe de cómo prevenir y tratar esta condición de salud, suman más los índices de afectados.

Muchas personas aún creen que el sobrepeso y la obesidad son solo problemas genéticos y que poco o nada se puede hacer para corregirlos. La OMS garantiza que eso no es cierto y que el exceso de peso puede prevenirse.

Otro grupo de hombres y mujeres sostiene que se trata de un problema que se previene y supera con solo fuerza de voluntad. Esto tiene algo de valor, pero tampoco es totalmente cierto.

Aunque el sobrepeso y la obesidad son consecuencias del estilo de vida y hábitos alimenticios, algunas personas ya están en desventaja para controlar y superar este problema.

El mucho comer es parcialmente un asunto genético y hormonal y determinadas personas están biológicamente predispuestas a esto.

Los individuos pueden contrarrestar sus desventajas genéticas con cambios en el estilo de vida, pero ello implica fuerza de voluntad y perseverancia.

Sobrepeso y obesidad: las 10 causas principales

1. Genética

La obesidad tiene un determinante componente hereditario.

Los hijos de padres obesos tienen mucho mayor riesgo de también ser obesos, que los hijos de hombres y mujeres delgadas.

Lo que ingieras puede tener también un efecto importante sobre cuáles genes se expresan y cómo lo hacen.

Las personas acostumbradas a comer sano pueden iniciar su obesidad al cambiar sus hábitos alimenticios a la comida chatarra. Comienzan a enviar nuevas señales a los genes y con ello se agudiza el problema genético de la condición.

Las investigaciones con gemelos lo ilustran claramente. Según una nota publicada en la Revista Médica de Nueva Inglaterra, 12 parejas de gemelos adultos jóvenes reaccionaron similarmente en los siguientes parámetros, al ser sometidos a sobrealimentación (1):

  • Peso corporal
  • Porcentaje de grasa
  • Grasa visceral abdominal
  • Distribución regional de grasa
  • Masa grasa y grasa subcutánea estimada

Mientras, registraban diferencias en estos parámetros respecto a las otras parejas de gemelos.

Resumen: algunas personas son genéticamente más susceptibles al sobrepeso y a la obesidad.

2. Alimentos condicionados para comer en exceso

Las comidas chatarras altamente procesadas son componentes refinados que se mezclan con aditivos.

Las prioridades comerciales de los fabricantes son:

  • Que sean baratas para que el consumo sea masivo, por lo que son elaborados con ingredientes y aditivos de menor costo
  • Que duren mucho en los anaqueles y frigoríficos de los supermercados, algo que se consigue con aditivos que retrasan la descomposición
  • Que tengan buen sabor, lo que se consigue o se potencia con saborizantes artificiales
  • Que tengan un buen aroma, algo que se gana con aromatizantes sintéticos
  • Que tengan agradable apariencia, objetivo que se alcanza con colorantes artificiales
  • Que sean fáciles de preparar o de comer, lo que se consigue con precocción o cocción completa

Al final, muchas de las comidas que la gente lleva a su boca son más producto de un laboratorio químico que de una cocina.

Resumen: las tiendas y supermercados están saturados de alimentos procesados ​​difíciles de resistir, lo que favorece a un excesivo consumo y en consecuencia, al sobrepeso.

3. Adicción a la comida

Muchos alimentos están elaborados para que produzcan adicción como lo hacen las drogas y otras sustancias adictivas como el alcohol, la nicotina, el cannabis y la cocaína.

Un estudio publicado en Science Direct concluyó que las ratas alimentadas con sacarosa, desarrollan un comportamiento adictivo parecido al que registran con opiáceos o alcohol, con un retraso en la saciedad (2).

La comida chatarra puede ser más adictiva en personas susceptibles. Estos individuos pierden fácilmente el control sobre su comportamiento alimenticio, como ocurre con los alcohólicos y drogadictos ante el alcohol y una droga dura, respectivamente.

Cuando las personas son adictas pierden su facultad de decidir y es la bioquímica cerebral la toma las decisiones.

Los alimentos chatarra fuertemente azucarados y/o con elevados contenidos de grasa, activan los centros de recompensa cerebrales.

Resumen: algunas personas desarrollan adicción hacia los antojos. Esto ocurre particularmente con los alimentos chatarra altamente azucarados y ricos en grasas.

4. Marketing agresivo

La comida chatarra es un nicho de mercado muy lucrativo y agresivo en sus estrategias de venta.

Los gigantes de este tipo de alimentos destinan la mayor parte de su presupuesto de costos y gastos a la publicidad. McDonald’s invirtió en 2016 y solo para el mercado norteamericano, 1460 millones de dólares en tratar de vender sus hamburguesas (3).

Este tipo de mercadeo es con frecuencia poco ético, con mensajes que atribuyen a las comidas cualidades que no tienen, mientras omiten otras que serían contraproducentes para el negocio. El resultado es el incremento del consumo de alimentos poco saludables, pero no abiertamente perjudiciales.

El objetivo de estas agresivas campañas son los niños y adolescentes que no han alcanzado la madurez suficiente, para valorar lo que les conviene o no comer.

Por ello la obesidad en jóvenes de entre cinco y 19 años se ha multiplicado por 10 en los cuatro últimos decenios, según la website oficial de la OMS.

5. Insulina

La resistencia a la insulina estimulada por la comida occidental promueve la acumulación de grasas, condición crítica en obesos y personas con sobrepeso.

Una investigación publicada en el Diario Estadounidense de Nutrición Clínica evaluó el impacto en mujeres de 3 patrones dietéticos, en el síndrome metabólico y la resistencia a la insulina (4):

  • Patrón dietético saludable
  • Patrón dietético tradicional
  • Patrón dietético occidental

En el estudio participaron 486 mujeres de entre 40 y 60 años. Los resultados concluyeron que la dieta más relacionada con el síndrome metabólico y la resistencia la insulina fue la occidental, mientras que la menos vinculada con ambos factores fue la saludable.

Reducir la ingesta de carbohidratos simples o refinados más el aumento del consumo de fibra, es una de las maneras más efectivas de disminuir la insulina.

Esta estrategia alimentaria disminuye inmediatamente la ingesta de calorías y conlleva a la reducción de peso sin más esfuerzos que controlar lo que se come, incluso sin necesidad de contar porciones e ingestas calóricas.

Lic. En Artes Industriales, Mención Diseño de moda, Maestría en Historia del Arte. Estudios en Arquitectura de interiores, Diseño de Eventos y Marketing Digital.

Continue Reading
Advertisement
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Salud

Advertisement

Mas Noticias

Trending

Advertisement

Facebook

To Top
A %d blogueros les gusta esto: